Luego de una clase de gimnasia agotadora o de practicar alguna actividad extenuante es común sentir dolores musculares. Para aliviarlos rápidamente puedes usar crema de enebro, ya que este ayuda a aumentar la circulación sanguínea en el área a tratar. Simplemente debes frotarlo sobre la zona afectada y luego cubrirla con una toalla tibia y seca. Recuéstate y si el dolor se encuentra en una extremidad, usa un almohadón de modo que quede ligeramente levantada. Puedes repetir el procedimiento las veces que quieras por día. ver crema de enebro

Lección 4/17 de enseñanzas recibidas de Andrew Carniege

Lección 3/17 de enseñanzas recibidas de Andrew Carniege

Lección 2/17 de enseñanzas recibidas de Andrew Carniege

Lección 1/17 de enseñanzas recibidas de Andrew Carniege